miércoles, 23 de julio de 2008

FIN DE SEMANA DE LUJO

Este fin de semana estuvimos en los Picos de Europa para hacer la mítica subida a los lagos, pero como la subida por carretera nos parecía cosa de niños decidimos subirla por caminos, que es cosa de hombres. Comenzamos la ruta en el pueblo cangués de Intriago, en donde nos habíamos alojado en un hotel rural, de ahí por carretera hasta Benia de Onís una vez aquí se acaban las bromas y comienza una dura subida que culmina en los lagos, después de pasar por Bobia de Abajo, Bobia de Arriba, Demués y unas rampas de infarto. La llegada a los lagos es espectacular, el paisaje hasta ahora envuelto en niebla, se nos muenstra en todo su esplendor, con las cumbres del Cornión al fondo aún con restos de nieve. Después de comer y tomar un par de sidras damos una vuelta por los alrededores hasta el mirador del rey, y más tarde Javi y yo decidimos ir hasta el refugio de Vegarredonda al que no llegamos por poco, pero que disfrutamos por el camino enormemente. El descenso unos lo hicieron por carretera hasta Covadonga y los más montunos lo hicimos por un camino poco ciclable que nos dejó directamente en Intriago.
Totales:
54 km.
Desnivel acumulado de subida: 2235 m.
Altura máxima: 1373 m.
Altura mínima: 120 m.
Tiempo total 10 h. 26 min. (4 h. 15 min. parados)
IBP: 186

Subiendo hacia Demués.