domingo, 29 de mayo de 2011

CRÓNICA DE UN SOPLAO FALLIDO

Sábado 21 de Mayo, son las 6 de la mañana, suena el despertador del móvil, aunque por los nervios ya llevaba un rato despierto, no obstante dormí bastante bien, me levanto, desayuno y preparo los bártulos. Salgo del hotel y me dirijo a Cabezón, son ya las 7:15 h. y hay un ambiente por la calle como si fueran las 12 del mediodia, centenares de ciclistas se dirigen en procesión hacia la salida. Llamo por teléfono a los compañeros para quedar con ellos pero sólo localizo a Vega y a Pablo que se encuentran en medio del inmenso pelotón en la calle de salida, más de 4000 tíos con sus bicis abarrotan la calle y me es imposible acceder a donde está ellos, asíque me situo al final, casi mejor, prefiero salir tranquilamente sin las presiones de la cabeza del pelotón.
Se respira un ambiente casi de competición, hay nervios y la gente no para de animar. Por fin llegan las 8 de la mañana y da comienzo la prueba, cuando cruzo la linea de salida son las 8:20, mi estrategia es simple, "pedalear", iré poco a poco, controlándome con el pulsómetro para no pasarme y procuraré parar lo mínimo. Los primeros kilómetros son fáciles, hace buen tiempo y enseguida me quito la chaqueta, llega la primera rampa del día, la supero con facilidad, llevamos unos 20 km. y me encuentro muy bien, las sensaciones son buenas, si sigo a esta media llego a Cabezón en unas 10 horas. Continuamos, al rato llegamos al primer avituallamiento, relleno el bote y me llaman Vega y Pablo para preguntarme donde estoy, les digo que en el primer avituallamiento, ellos también están allí así que nos agrupamos para seguir juntos, pero Pablo no se encuentra bien, el desayuno le sentó mal y nos dice que tiremos, él prefiere esperar a recuperar un poco. Vega y yo seguimos juntos, nos acercamos a La Cocina, primer puerto del día, a la salida del pueblo se produce un embotellamiento a causa del fuerte desnivel y al estado bastante roto del piso, nos tenemos que bajar durante unos 100 metros, cuando podemos nos montamos y seguimos ascendiendo, al poco pierdo a Vega, mas tarde recivo un mensaje en el que me cuenta que se retira para acompañar a Pablo al médico porque no se encuentra bien. Contínuo subiendo el puerto, son unos 8 km. con algún descanso, llevo muy buena media y me encuentro bien, cuando llego a las cuevas del Soplao lo hago en una media para terminar en 10:30 h., estupendo,las sensaciones son muy buenas. Bajo como una caza al encuentro del segundo puerto, la pista está muy rota y hay que bajar sorteando a los corredores, lo hago con cuidado de no entropecer a nadie, una caida aqui puede ser bastante mala. El segundo puerto es el monte Aa, al principio casi todo por carretera, el desnivel es muy suave, y voy como un tiro, el pulsómetro me marca en torno al 75-80% , voy reservando, pero en seguida llega lo duro, 3 km. con rampas que superan el 20%, muchos de los bikers deciden bajarse y subir las rampas andando, prefieren ahorrar energía, yo las subo montado, el pulsómetro marca ahora 90-95% f.c.m, la gente anima y eso me da fuerza. Corono el monte Aa por fín , fue duro  ya llevamos unos kilometrillos encima y aún queda lo bueno, el alto del Moral que hay que subir 2 veces y Palombera, me dirijo al encuentro del primero como un tiro, me encuentro muy bien.
Llegamos al tercer avituallamiento, es la 1 de la tarde, estamos en la base del Moral, como un picho, un plátano, relleno el bote y comienzo la ascensión de 10 km, las primeras pedaladas ya son premonitorias de lo que pasará, las sensaciones cambian drásticamente, no acabo de encontrar la cadencia, quiero subir en plato mediano pero no puedo, meto el pequeño, todo el mundo me va adelantando, sigo subiendo, el principio es lo peor, va pasando el tiempo pero el cuentakilómetros parece parado, casi no avanzo, el fantasma del abandono cruza por mi cabeza, pero continuo, las rampas se van suavizando, tengo el culo en carne viva, el sillín de la bici parece mas bien un artilugio diseñado  por la inquisición, me dan ganas de parar para descansar un poco pero sigo subiendo, ya no doy pedal sin pensar, sino que tengo que concentrarme en cada pedalada. El Moral parece no tener fin, cambiamos de vertiente para un lado y para el otro de la montaña y la cumbre que no llega, al final me tengo que parar, me bajo, el culo me duele, estiro un poco las piernas y recupero un poco, me acuerdo de lo que sufrí el año pasado,  el fantasma del abandono vuelve, esta vez lo considero en serio. Me subo de nuevo a la máquina de tortura y parece que recupero un poco, pero no acabo de encontrar las sensaciones, por fin llegamos a la cumbre, hay gente animando, pero a mi ya no hay nada que me de energía, doy el Sopalo por terminado, al bajar voy pensando que todavía hay que subir Palombera, y después nuevamente el Moral, no tengo ni ganas ni fuerzas, podría hacer lo del año pasado, dejar el híagado subiendo Palombera, pero de nada me va a servir, llego a Bárcena Mayor, 95 km son las 3 de la tarde y decido abandonar.
No hubo suerte, los resultados no estuvieron a la altura del trabajo realizado durante todo el año, quizá la falta de descanso durante los últimos 4 meses tengan algo que ver, sólo se puede hacer una cosa, seguir entrenando, este deporte que tantas satisfacciones da a veces también da alguna de arena,  lo seguiremos intentando. Enhorabuena a Celso y a Manolo que con 8:52 h. y 11:30 h, respectivamente terminaron el Soplao.

2 comentarios:

  1. HOLA,SI ME PERMITES UNA CRÍTICA CONSTRUCTIVA, CREO Q T ENTRENASTE MUY BIEN Y COHERENTEMENTE, PERO A NIVEL FÍSICO, NO MENTAL.
    APARTE D Q NO HABLAS NADA D LA COMIDA: D LO Q DESAYUNASTE, D LO Q LLEVABAS ENCIMA, D COMO T HIDRATASTE PREVIAMENTE Y EN MARCHA.........
    CREO Q ESOS FUERON TUS ERRORES, PQ CON EL FONDO Q COGISTE SIGUIENDO EL PLAN D PLANIFICA TUS PEDALADAS T DABA D SOBRÍSIMA, COMO A MÍ ME DIO, Y ESO Q PARTÍA D 0.
    PUEDES LEER MI CRÓNICA EN EL BLOG DEL CULEBRU BTT, ESPERO Q T GUSTE Y T ANIME PARA EL AÑO Q VIENE.
    A VER SI PUEDO IR A LA MARCHA Q ORGANIZÁIS, Q TIENE UNA PINTA COJONUDA, HASTA LA SEMANA Q VIENE NO LO SABRÉ, UN ABRAZO Y MUCHO ÁNIMO.
    ALEJANDRO G.CEÑAL.

    ResponderEliminar
  2. Ojalá puedas asistir, seguro que te gustará y de paso charlamos de como nos fue en el soplao, aunque ya veo que a ti mejor que a mi jeje. Saludos

    ResponderEliminar